Belle – Emulando a Austen

Belle 1
“Belle” narra la historia ‘real’ de Dido Elizabeth Belle Lindsay, nacida en esclavitud fruto de la relación de un almirante británico de la Marina Real y una esclava africana, siendo por tanto ilegítima, mulata y mujer. Acogida y criada como una hija por su aristocrático tío abuelo, Presidente del Tribunal Supremo, el hecho de ser un hombre poderoso, acaudalado y bien relacionado permite a Belle crecer en una burbuja protectora que le aleja de conocer las penalidades propias de la época. En estos años se produciría la matanza del Zong, asesinato de 142 esclavos africanos a manos de la tripulación del barco negrero del mismo nombre, desencadenándose enconadas reacciones y agitándose conciencias e ideologías, viéndose finalmente abocada a tomar partido frente a la realidad social imperante tanto a nivel político como personal.

Belle 2

Belle 3

Belle 9

Si bien el punto de partida es interesante y la intención de recrear la inusual vida de Belle es loable, la cinta presenta multitud de factores que creemos son cuestionables. Lo principal, el enfoque. Amable, ligero, bienintencionado, despoja en gran medida de interés lo narrado. Todas las cuestiones tratadas son de gran calado, desde la esclavitud, la raza o el género, hasta las circunstancias creadas a causa de las expectativas sociales, el proceso judicial, los enfrentamientos ideológicos, la doble moral o la opinión pública, y la lectura que se deriva de ellas es tremendamente superficial.

Belle 8

Belle 10

Belle 6

La recreación de época, muy en línea con lo que suele ocurrir en este tipo de producciones británicas (vestuario cuidado, esmero en la cinematografía, actores reconocidos), es agradable de ver, pero no destacable. Poco sabemos del contexto, motivaciones o intereses de los personajes. Personajes, por otro lado, pobres en su desarrollo y caracterización, definidos por trazos gruesos, al servicio de escenas puntuadas por música instrumental, no especialmente acertada en esta ocasión. Mención especial para la parte actoral, donde hay interpretaciones muy flojas, carentes de convicción (Sam Reid) o con un claro histrionismo (Matthew Goode). Gugu Mbatha-Raw ofrece, sin embargo, consistencia en todas sus apariciones.

Belle 4

Belle 5

Belle 12

Todas estas cartas en juego son telón de fondo para una historia de amor totalmente descafeinada e impostada, que parece ocurrir como ha ocurrido antes en tantas otras películas.  Es destacable, bien es cierto, que los hechos se narren desde el punto de vista de un personaje femenino y mulato, pero las reivindicaciones o innovaciones, de haberlas, quedan empañadas por un conjunto endeble.

Belle 7

Belle 11

Belle 13

Teníamos muchas ganas de ver esta película tras leer reseñas positivas de diversos medios y alabanzas hacia su protagonista, pero no podemos decir que haya cumplido nuestras expectativas. No criticamos su ritmo, dirección o montaje, ni hablaríamos tampoco de un mal producto. Sin embargo, nos ha decepcionado. No es interesante por lo típica y no destaca en ningún aspecto. Aunque narrada desde el punto de vista de un personaje reivindicable, en cualquiera de sus vertientes, y sea algo que agradecemos, nos hubiera gustado ver en pantalla mayor calado, tanto visual como histórico y emocional.

two_half-stars

La vida inesperada – Persiguiendo un sueño

La vida inesperada 1

La vida inesperada, película de Jorge Torregrosa con guión de Elvira Lindo, es una de esas propuestas cinematográficas que pasarán desapercibidas en las carteleras. Distribución escasa, poca promoción y tal vez podamos hablar de prejuicios hacia el producto ibérico.

La vida inesperada 14

La vida inesperada 6

La vida inesperada 25

En esta ocasión nos alejamos de tierras españolas para situarnos en pleno Nueva York, de la mano de un expatriado que hace 10 años se fue con un sueño y podríamos decir que sigue viviendo de él, metafóricamente hablando. Actor de vocación, tendero y camarero de necesidad, su cinismo y hastío son encarnados con soltura por un Javier Cámara entregado a su papel; y, cabe decir, con un manejo encomiable del inglés en las escenas que lo requieren (no son pocas), si nos atenemos a entrevistas en las que afirmaba desconocerlo. Tanto su personaje como el de su primo, encarnado por Raúl Arévalo y llamado a trastocar su vida entera, son los mejor descritos.

Sin embargo, los secundarios quedan desplazados, sus motivaciones desdibujadas. Aunque hay una buena labor de síntesis en sus diálogos, y aplomo en sus interpretaciones, no dejan de ser comparsas de los protagonistas; éstos sí, bien descritos en sus paradojas y miserias, siempre bajo un prisma humorístico que no carga las tintas en sus dramas personales.

La vida inesperada 28

La vida inesperada 21

Y el humor. Hay mucho, y en gran parte bueno, que referencia la picaresca y este hacer tan característico de parodiar nuestros propios tópicos, de criticarnos a nosotros mismos desde el descreimiento antes de que lo hagan otros. Y es de esta manera que las calles neoyorquinas parecen las de un barrio cualquiera de una ciudad situada en España.

La vida inesperada 13

Gran parte de la trama acaba derivando en las relaciones amorosas de los protagonistas, pasajeras y atribuladas. Su miedo al compromiso es reflejo de su inseguridad. Desean probar cosas a otros, pero también, sobre todo, a sí mismos. En este camino, no podemos acusar al devenir de los acontecimientos como complaciente. Bien resuelto, ata cabos suficientes y toca las teclas necesarias.

Hay, no obstante, cierto regusto doméstico, de película humilde que no trasciende. Cierta sensación de medio gas, de haber podido dar algo más de sí. Esto es, claro está, igual de subjetivo que el resto de esta opinión que llamamos crítica. Lo cierto es que La vida inesperada es un reflejo parcial pero acertado de unas circunstancias concretas, que no concretiza pero que se puede extrapolar fácilmente.

La vida inesperada 31

Y para no entrar en análisis sociológicos que hagan de esta pequeño texto algo mucho más profundo de lo que pretende ser, nos quedamos con la grata sensación de haber visto una película agradable, resuelta con acierto, rodada con mesura e interpretada con profesionalidad y buen hacer.

3.5 stars