¿Qué película tenéis ganas de ver este fin de semana?

Anuncios

La vida inesperada – Persiguiendo un sueño

La vida inesperada 1

La vida inesperada, película de Jorge Torregrosa con guión de Elvira Lindo, es una de esas propuestas cinematográficas que pasarán desapercibidas en las carteleras. Distribución escasa, poca promoción y tal vez podamos hablar de prejuicios hacia el producto ibérico.

La vida inesperada 14

La vida inesperada 6

La vida inesperada 25

En esta ocasión nos alejamos de tierras españolas para situarnos en pleno Nueva York, de la mano de un expatriado que hace 10 años se fue con un sueño y podríamos decir que sigue viviendo de él, metafóricamente hablando. Actor de vocación, tendero y camarero de necesidad, su cinismo y hastío son encarnados con soltura por un Javier Cámara entregado a su papel; y, cabe decir, con un manejo encomiable del inglés en las escenas que lo requieren (no son pocas), si nos atenemos a entrevistas en las que afirmaba desconocerlo. Tanto su personaje como el de su primo, encarnado por Raúl Arévalo y llamado a trastocar su vida entera, son los mejor descritos.

Sin embargo, los secundarios quedan desplazados, sus motivaciones desdibujadas. Aunque hay una buena labor de síntesis en sus diálogos, y aplomo en sus interpretaciones, no dejan de ser comparsas de los protagonistas; éstos sí, bien descritos en sus paradojas y miserias, siempre bajo un prisma humorístico que no carga las tintas en sus dramas personales.

La vida inesperada 28

La vida inesperada 21

Y el humor. Hay mucho, y en gran parte bueno, que referencia la picaresca y este hacer tan característico de parodiar nuestros propios tópicos, de criticarnos a nosotros mismos desde el descreimiento antes de que lo hagan otros. Y es de esta manera que las calles neoyorquinas parecen las de un barrio cualquiera de una ciudad situada en España.

La vida inesperada 13

Gran parte de la trama acaba derivando en las relaciones amorosas de los protagonistas, pasajeras y atribuladas. Su miedo al compromiso es reflejo de su inseguridad. Desean probar cosas a otros, pero también, sobre todo, a sí mismos. En este camino, no podemos acusar al devenir de los acontecimientos como complaciente. Bien resuelto, ata cabos suficientes y toca las teclas necesarias.

Hay, no obstante, cierto regusto doméstico, de película humilde que no trasciende. Cierta sensación de medio gas, de haber podido dar algo más de sí. Esto es, claro está, igual de subjetivo que el resto de esta opinión que llamamos crítica. Lo cierto es que La vida inesperada es un reflejo parcial pero acertado de unas circunstancias concretas, que no concretiza pero que se puede extrapolar fácilmente.

La vida inesperada 31

Y para no entrar en análisis sociológicos que hagan de esta pequeño texto algo mucho más profundo de lo que pretende ser, nos quedamos con la grata sensación de haber visto una película agradable, resuelta con acierto, rodada con mesura e interpretada con profesionalidad y buen hacer.

3.5 stars